Páginas

21 ene. 2013

From the ground up | Capítulo #1 - Un inicio.

¡Frío! Normal de un 20 de Enero, como todos los años. Mi padre sigue enfadado conmigo por la razón de que estoy todo el día, encerrada en mi habitación dibujando koalas.

¡Perdón! No me he presentado, mi nombre es Fuko, y tengo 13 años, soy una amante de los koalas. ¿No son fantásticos? Puede que haya mil razones para que lo sean, pero, yo todavía no sé ninguna...

Situémonos. Nos encontramos en un 20 de Enero del 2025, en mi habitación. Mis padres están viendo una película en el salón y yo estoy jugando con un robot nuevo que he intentado construir. La mayoría de mis libros están tirados por el suelo, no me gusta recoger. Tengo la cama sin hacer y desde el viernes no me he duchado.

Yo estaba terminando mi robot, le estaba añadiendo un propulsador de vuelo, cuando mi padre entró muy enfadado en mi habitación. Seguramente porque volvería a discutir con mi tío. Mi padre, siempre que se enfada, las paga conmigo.

- ¿Qué hace esta habitación a sí? - entró por la puerta - Mas te vale recogerla antes de que vuelva.
- ¿Si no lo hago, qué pasa? - respondí.
- ¡¿Qué maneras son esas de contestar?! Si no lo haces... Ejem... - pensó - ¡No sales de casa durante un mes!
- Vale - me reí - nunca salgo de casa - pensé.
- No recordaba que no funcionaba con ella... - pensó mi padre - Pues... Si no la recoges... ¡No sé! ¡Recógela!

Mi padre en realidad es un blando, siempre que le digo cualquier cosa se calla. Pero, siempre me acaba ganando en estas peleas. Se enfadó de verdad y tuve que recoger mi habitación realmente.No entiendo a los padres, siempre están diciendo que recojamos. ¿Qué les importará? No son ellos los que están en la habitación. Estoy deseando que empiece la semana y solamente les vea a partir de las 5 de la tarde. Aunque, únicamente veré a mi madre, mi padre estará trabajando en la fábrica.

Después de comer, y recoger mi habitación, me reuní con mis amigos en la calle. Nos gustaba hacer cosas que solían hacer nuestros padres cuando tenían nuestra edad, alrededor del 1995, o así.
Seguramente, todo era mejor. Siempre solíamos ir a las zonas de la ciudad que estaban más conservadas de la antigüedad, los parques, las plazas, hasta, uno de los colegios abandonados de la ciudad, lo han convertido en toda una atracción.

Presentaré a mis amigos, Sora y Sakura. Sora es rubio, tiene los ojos azules, y su especialidad son los ordenadores, su poder es el aire. Sakura es una aburrida que no para de leer libros sobre el control del agua, aunque, nunca conseguirá controlarla. Por si no lo he dicho, ahora, los humanos hemos descubierto que tenemos poderes sobre cuatro elementos, no todos tienen poderes, pero esos cuatro elementos son el aire, la tierra, el agua y el fuego, ese elemento que dudo conseguir dominar.

- ¿Y si vamos hasta el colegio abandonado? - dijo Sora.
- Ya hemos ido a allí muchas veces - respondió Sakura leyendo un libro.
- V-vale...
- Pues yo quiero ir - dije - En el telediario, esta mañana, dieron una nueva noticia. Parece ser, que, a noche, un terrorista entró y descubrió un nuevo pasillo, pero, que tuvo que escaparse porque escuchó ruidos infernales, y que un fantasma lo persiguió.
- ¿Y te crees eso? - dijo Sakura.
- ¡Pues claro!
- Esta vez creo que Sakura tiene razón... -admitió Sora - Sería una excusa del terrorista para que no vieran lo que robó.
- ¡¿Qué?! De todas formas el terrorista entró, y dio a un nuevo pasillo del colegio! Puede que haya trampas, zombies, cocodrilos, o... ¡un tesoro! - soñé.
- Eso es prácticamente imposible, pero... Iremos - dijo Sora - ¿Verdad Sakura? - insinuó.
- Está bien... - cogimos los deslizadores y fuimos corriendo hacia allí.

CONTINUARÁ...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opina sobre lo que quieras, siempre son aceptadas las críticas constructivas ñ_ñ